La alimentación de la Iguana verde

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La alimentación de la Iguana verde

Mensaje por FGS el Vie Mayo 09, 2014 3:19 pm

Saludos, esta es una transcripción del archivo que se encuentra en el grupo de facebook Fororeptiles México, el archivo fue elaborado por el Biólogo Pedro Uriarte, la versión e pdf se encuentra disponible en la sección de archivos del grupo de facebook. Añadí ligas a videos sobre sexado de la iguana ya que creo que es más fácil de entender que solo con imágenes. Aunque el título del archivo se llama alimentación de la iguana verde, el documento cubre los cuidados generales de la Iguana no solo el alimento.

Clasificación taxonómica.

Clase: Reptilia (Reptiles)
Orden: Squamata (Escamosos)
Suborden: Sauria (Saurios o lagartos)
Familia: Iguanidae (Iguanidos)
Nombre científico: Iguana iguana

La alimentación de la Iguana verde.

Las iguanas verdes, son de los pocos reptiles vegetarianos que existen, por lo que su
dieta se debe de basar exclusivamente en alimento de origen vegetal. Aunque en vida
libre se observe una rara y muy ocasional alimentación de origen animal
(invertebrados), esto no quiere decir que se aplique a iguanas cautivas. La razón es que
la proteína de origen animal no contiene aminoácidos importantes para el metabolismo
de este reptil, por lo que tiende a eliminarlos o bien, se acumulan en tejidos en forma de
cristales de urato, provocando una enfermedad llamada Gota o Hiperuricemia (altos
niveles de ácido úrico en tejidos y sangre). En cambio la proteína vegetal si contiene
aminoácidos esenciales aprovechables por el metabolismo de la iguana.

Otro aspecto importante a considerar, es la proporción de Calcio (Ca) en la dieta de la
iguana verde. Muchos vegetales son ricos en Calcio, que le ayudan al fortalecimiento de
huesos y en otras funciones metabólicas. Pero para que el calcio de la dieta pueda fijarse
en los huesos, tiene que producirse una vitamina llamada Vitamina D3, la cual, se forma
a partir de la radiación solar que toma la iguana al asolearse en las mañanas, recibiendo
los importantes Rayos Ultravioletas B o UVB (los cuales no se irradian por las tardes,
solo en las mañanas). Sin la fijación del calcio y la producción de vitamina D3 y claro
de la recepción de la UVB, la iguana puede sufrir importantes y graves alteraciones
metabólicas, que provocan malformación y deterioro de huesos (principalmente) y
tejidos, produciendo una Deficiencia Metabólica Ósea o DMO.

Se deben de evitar o no exceder en su dieta, vegetales que sean ricos en Fósforo (F),
Ácido oxálico y Goitrógenos. El exceso de Fósforo en la dieta de la iguanas provoca
fallas en los riñones; ofrecerle alimentos que contengan Ácido oxálico, provoca que este
compuesto absorba el Calcio del metabolismo de la iguana formando Oxalatos de
calcio, lo que conlleva a la deformación de los huesos, provocando la DMO; mientras
que los alimentos vegetales ricos en Goitrógenos, afectan el funcionamiento de la
glándula Tiroides

En términos generales, la proporción nutritiva ideal en la dieta de la iguana verde es
Ca:F (Calcio – Fósforo), en una proporción de 2:1, en otras palabras, los alimentos
deben de contener dos veces (mínimo) más Calcio que Fósforo.

La dieta que ofreceremos a la iguana verde debe de constituir el 80% o 90% de
vegetales y un 20% o 10% de frutas. En otras palabras, cada 5 o 6 días a la semana
ofreceremos pura verdura y solo 2 o 1 día a la semana ofreceremos fruta. Si se desea dar
a la iguana verde un plato con verduras y un poco de fruta esta bien, siempre y cuando
la fruta no se ofrezca por más de 4 días a la semana, ni rebase el 10% o 20% del total de la verdura,
es decir, que sea en mucho menos cantidad que las verduras, y procurando
no revolver verdura y fruta en un mismo plato. Tanto verdura y fruta se le ofrecen en
forma de ensalada, procurando que los trozos no sean mas gruesos que el ancho de la
punta de su hocico. Si compramos berros, cilantro, lechuga escarola, etc., se los
podemos ofrecer enteros, para que la iguana se entretenga arrancando trozos de comida.

A continuación se enlistan las verduras y frutas recomendadas para la dieta de la iguana:

Verduras ricas en Calcio: (Optimas para la dieta diaria de la iguana verde.)

- Alfalfa - Quelite o Bledo
- Diente de León (hoja) - Lechuga escarola
- Cilantro - Berros.
- Perejil - Hojas de rábano
- Calabaza - Chayote
- Ejote. - Nopal
- Pimiento morrón verde - Huazontle
- Verdolagas - Germinado de alfalfa
- Flores: de calabaza o pétalos de rosa (libres de pesticidas o tratamientos químicos), y
otras flores comestibles.

FRUTAS: (Recomendadas para la dieta de la iguana verde)

- Manzana - Papaya - Tuna
- Melón - Guayaba - Uva
- Mango - Naranja - Fresa

Otro tipo de verduras que se pueden ofrecer a la iguana verde, pero cada 15 días, por sus
niveles medios de Fósforo y Ácido oxálico, son: Acelgas, Lechuga roja y Lechuga
orejona. La Zanahoria y el Pepino se le pueden ofrecer un poco, de igual forma, cada
quince días (la zanahoria rayada).

Verduras como la Col, el Brócoli, la Espinaca, el Jitomate (Tomate), son alimentos con
altos niveles de Fósforo, Ácidos oxálicos y Goitrógenos, que no se ofrecerán a la iguana
verde, pero si se desea dárselos, serian un poco una vez cada mes.

No se debe de dar como alimento a la iguana verde, embutidos como jamón o salchicha,
alimentos para perros, gatos o tortugas, huevo, insectos o cualquier tipo de alimento de
origen animal. Existe en el mercado, un alimento comercial para iguanas, son croquetas
compuestas de diversos nutrimentos esenciales, vitaminas y minerales, que se las
podemos proporcionar una o dos veces por semana, sin mezclar con el alimento natural.
Las croquetas para iguana, nos ayudan además a darle una mejor consistencia a la
excreta (consistencia dura) evitando la pedida de agua.

Complementos vitamínicos y minerales.

Las iguanas cautivas tienden a disminuir su sistema inmunológico y estar propensas a
sufrir diversas enfermedades y deficiencias (debido al estrés mismo del cautiverio), es
por ello que la dieta que le ofrezcamos debe ser lo más variada y nutritiva. Muchas
veces la dieta nutritiva no es suficiente para el metabolismo de la iguana verde, por lo
que, debemos suministrar, vitaminas y minerales extras. Las vitaminas A, B (1, 2, 6 y
12), D3 y E, responsables del bienestar de piel, huesos y diversas funciones
metabólicas, así como el calcio, necesario para la formación de huesos y funciones
cardiacas. En el mercado existen diversos productos, pero no todos son recomendados.
Los multivitamínicos en polvo para reptiles son los más recomendados en iguanas, así
mismo el calcio (en polvo) procurando que este sea “libre de fosforo”. Estos se
espolvorean sobre el alimento de la iguana (un gramo aproximado) una vez por semana,
de forma alternada, es decir, una semana darle calcio y la siguiente vitaminas. No darle
demasiado de estos complementos por que alterarían de forma importante el
metabolismo de la iguana, produciendo una “hipercalcemia” o exceso de calcio y una
“hipervitaminosis” o exceso de vitaminas, ya que hay personas que piensan que darle
mucho calcio y muchas vitaminas a la su iguana junto con su dieta, las ayudará a crecer
mejor, pero esto, no es verdad, por el contrario, le puede llegar a afectar
metabolicamente. Algo muy importante de considerar en el caso de vitaminas y
minerales, es que, si la iguana lleva una dieta balanceada y esta sana, no es necesario
darle estos complementos, ya que la dieta misma le proporciona el calcio y las
vitaminas necesarias, solo se ofrecerán cuando la iguana este enferma, tenga parásitos,
este deshidratada, este desnutrida, etc.

¿Macho o hembra?

Es importante conocer el sexo de nuestra iguana, ya que si en algún momento queremos
introducir una segunda o tercera iguana, para saber si pelearan entre ellos. Cuando
tenemos dos o tres machos dentro de un mismo terrario, lo más seguro es que haya
peleas, cuando tenemos puras hembras por lo general esto no ocurre; cuando tenemos
un macho con una o dos hembras, se podría decir que es la combinación ideal, pero
cuando hay dos machos y una hembra observaremos muchos conflictos.

Las iguanas verdes presentan algo que se conoce como dimorfismo sexual, es decir,
diferencias entre machos y hembras. Los machos tienden a ser mas robustos, grandes,
con una papada y espinas dorsales grandes, su coloración cuando adultos es naranja; las
hembra en cambio, son mas pequeñas, su cabeza es chica y mas alargada, su papada y
espinas dorsales pequeñas, su coloración cuando adultas es verde grisáceo, es decir, el
dorso o espalda es gris y el vientre y los muslos de las patas verdes. La coloración de las
iguanas verdes cuando son crías es verde, esta color empieza a cambiar en los machos a
partir de los dos años, pero hay casos de machos crías que empiezan a cambiar de color
al año y medio; las hembras por lo general continúan siendo verdes por más tiempo.

Cuando son crías, es difícil identificar el sexo, pero se empiezan a diferenciar a partir de
los dos años y medio, cuando a los machos se les empiezan a desarrollar la papada y las
espinas dorsales. Una característica distintiva a partir de los 3 años, es la formación de
una línea de poros en los muslos de las patas traseras, llamados poros femorales, los
cuales, son glándulas que secretan hormonas durante la época de celo o cortejo.

Los poros femorales en los machos son pequeños círculos de color blanco visibles a
simple vista; mientras que en las hembras los poros femorales solo se aprecian como
una fina línea de puntitos de color negro, a veces casi inapreciable.
La base de la cola de los machos de ve además, abultada o mas gruesa, debido a la
presencia de los hemipenes (estructuras sexuales retráctiles guardados en la base de la
cola). En las hembras la base de la cola se ve mas delgada y plana.





Aquí les dejo unos videos sobre sexado de iguana verde.

Temperatura.

La temperatura ideal que debe de tener la iguana dentro de su terrario debe de oscilar
entre los 28°C y 32°C durante el día y de 22°C hasta 26°C (preferentemente) durante la
noche. Es importante considerar que las iguanas requieren 12 horas luz y 12 horas de
oscuridad.

La temperatura juega un papel vital en el desarrollo de las iguanas verdes. Como todo
reptil, la iguana verde es un organismo Ectotérmico, es decir, la temperatura interna (de
su cuerpo), depende de la externa (del medio ambiente); si el ambiente es frío, la iguana
estará fría y no se moverá, pero si el medio ambiente esta caluroso, el animal estará
caliente y se moverá y claro, el metabolismo funcionara. La iguana necesita exponerse a
la radiación solar directa por varias horas, hasta que su cuerpo (no el terrario) alcance
una temperatura igual o superior a los 36°C; esto es necesario para que su metabolismo
y los microorganismos que se encuentra en su intestino, puedan activarse y degradar el
material vegetal (celulosa) de su dieta.

Microorganismos presentes en el intestino de la iguana.

Como cualquier organismo vegetariano, la iguana verde, cuenta con una fauna de
acompañamiento (microbiota) en su aparato digestivo, que le permiten degradar la
Celulosa contenida en el alimento vegetal. Sin esta microbiota, las iguanas verdes no
podrían degradar y metabolizar el alimento. Los principales microorganismos presentes
son Bacterias del género Salmonella, que se encargan de asimilar la celulosa, para que
el metabolismo de la iguana pueda digerir los nutrientes.

Radiación solar.

La luz del sol (matutina) es vital para las iguanas, ya que de ella obtienen los valiosos
rayos Ultravioleta B, indispensables para la producción de la Vitamina D3, misma que
permite la fijación del Calcio en los huesos. Si la iguana cautiva, no recibe luz solar
natural, es necesario contar entonces, con focos especiales que irradien luz UVB
artificial dentro del cautiverio. Existen una gran variedad de focos especializados para
reptiles que proporcionan este tipo de luz.

Lo ideal es sacar diariamente a la iguana cautiva por 3 horas mínimas al sol matutino de
9:00 a 11:00 a.m., pero de no ser posible, sacar por lo menos 1 o 2 veces por semana.

Calefacción del terrario.

Además de los focos especiales para reptiles que irradian luz UVB, es recomendable
agregar una fuente de calor extra para la noche. Esta podría ser, una tapete térmico, el
cual se coloca debajo del terrario (por fuera), ya sea en la base o pegado a uno de los
costados; existen además, las llamadas lámparas de cerámica, que no irradian luz, solo
calor, las cuales se colocan en la parte superior del terrario en un soquet. Los focos
nocturnos de luz negra o luz roja, también son funcionales y se encienden solo durante
la noche, algunos de estos focos nocturnos irradian luz UVB.

No es recomendable colocar las llamadas piedras calefactores, ya que producen
quemaduras a las iguanas al subirse sobre ellas.

Humedad.

Es importante mantener una humedad preferente de 70%-80% dentro del terrario, ya
que recordemos que es un reptil de climas tropicales. Los excesos de humedad,
generaran bajas temperaturas y con ello problemas respiratorios e infección en la piel.
Los excesos de humedad provocan además, problemas de infecciones en la piel (por
hongos o bacterias) y problemas respiratorios, la falta de humedad, a su vez, provoca
deshidratación y un mal funcionamiento del metabolismo de la iguana. Para controlar y
conocer los porcentajes de temperatura y humedad dentro del terrario, es aconsejable
colocar un termómetro/higrómetro (lector de temperatura y humedad). Si sentimos que
el interior del terrario esta seco, podemos rociar agua con un aspersor.

Agua.

Es agua es vital para las iguanas verdes, por ello, debemos de tener un recipiente solo
para ese propósito dentro del terrario, procurando además, cambiar el agua diario o cada
que veamos que esta sucia. Algunas iguanas tienden a defecar dentro del recipiente del
agua, por esa razón se recomienda contar con ese elemento y mantenerlo limpio.

Ventilación.

El terrario debe de contar con entradas y salidas de aire, es decir, que exista una
circulación dentro del mismo, esto proporcionara una mejor temperatura y humedad,
además evitará problemas de malos olores y formación de hongos. La ventilación de
preferencia debe de ser lateral.

Limpieza.

La higiene dentro del terrario es esencial para el bienestar de la iguana. Es
recomendable retirar los restos de comida del día anterior y procurar siempre limpiar los
desechos de la iguana, evitando así la formación de hongos y bacterias, responsables
principales de infecciones en la piel y vías respiratorias. El recipiente de la comida debe
de lavarse todos los días y procurar que este completamente seco antes de poner el
alimento. Algunas iguanas, tienden a defecar dentro del recipiente del agua, por lo que
debemos de considerar cambiar el agua todos los días o cuando sea necesario. Observar
que la piel de la iguana este libre de suciedad (restos de comida o excremento), así
como de mudas de piel retenidas; si se llega a observar lo anterior, bañaremos a la
iguana con agua tibia hasta retirar la suciedad y restos de piel, luego la secaremos
perfectamente bien antes de meterla a su terrario.

El espacio de la iguana.

El lugar donde mantendremos a la iguana puede ser interior (dentro de nuestra casa), o
bien exterior en el patio o jardín. Si se tiene a la iguana dentro de nuestra casa debemos
de considerar que el terrario tenga el suficiente espacio para que la iguana pueda
moverse, tanto en lo ancho como en altura, debe de ser como mínimo preferente 3 veces
mas largo que el cuerpo de la iguana, es decir, si la iguana mide de la cabeza a la cola
30 cm, el terrario debería de medir 90 cm. Esta condición, permitirá un buen desarrollo
del reptil, ya que de lo contrario, un espacio pequeño no permite que crezca, atrofiando
su desarrollo o malformando sus huesos.

El terrario.

El terrario es el espacio donde mantendremos a la iguana en cautiverio. Este puede ser
una pecera con tapa de malla de alambre, o bien, de madera, ya sea solo la estructura y
recubierto de malla mosquitera de plástico por los costados, siendo la parte superior de
malla metálica, ya que ahí irán colocados los focos; el piso será de madera protegida
contra la humedad. La ventilación del terrario es importante. Existen otras muchas
buenas opciones de cautiverio apto para la iguana verde; siempre y cuando cumplan con
los requisitos de amplitud, ventilación, humedad, temperatura y ambientación.

Ambientación y sustrato.

Estos elementos son vitales para el bienestar de la iguana. La ambientación debe de ser
acorde a los hábitos de la iguana, recordemos que las iguanas verdes son trepadoras,
viven en los árboles, por lo que en el interior del terrario colocaremos troncos elevados
o repisas donde el lagarto pueda perchar. Procuraremos que no haya alambres, clavos u
objetos filosos dentro del terrario, además evitaremos espacios entre los troncos donde
la iguana pueda atorarse.

Como sustrato podemos usar una combinación de Peat moss y fibra de coco, o solo
Peat moss, procurando que este no contenga fertilizantes (cuando lo compramos en
tiendas de jardinería o viveros puede que contenga fertilizantes o químicos), en las
tiendas de mascotas venden este sustrato especial para reptiles, anfibios o tarántulas. El
Peat moss o la combinación de Peat moss y fibra de coco, permite que haya una optima
humedad en el terrario y además no permite la formación de hongos. Otra buena opción
es usar pasto sintético, es fácil de lavar y no genera malos olores. Usar tapetes como
sustrato, no es muy conveniente, debido a que acumula humedad, permite la formación
de hongos y bacterias y genera malos olores, además es más difícil de desinfectar.

No se debe de usar como sustrato, ni arena, ni grava (piedras de acuario), ni cortezas de
tamaño pequeño, por que de forma accidental la iguana podría tragárselas. Las plantas
que podemos meter en el terrario pueden ser naturales, procurando que no sean toxicas,
pero lo más seguro es que la iguana se las coma, por lo que lo más recomendado en usar
plantas artificiales, que son fáciles de limpiar.

Si el terrario es externo o es colocado afuera de la casa, hay que procurar que este
ubicado en una zona donde haya sol y sombra, donde peguen los rayos solares de la
mañana; si no hay sombra, se coloca sobre el terrario malla sombra o bien un techo de
hoja de palma que impidan los excesos de radiación vespertina y que brinden una
temperatura agradable en el interior. En su interior debe se encontrarse toda la
ambientación apta para la iguana, como sitios de percha, asoleamiento y alimentación;
podemos colocar plantas o pasto natural, y si el piso es de cemento, podemos tapizar
con pasto sintético (que evitara lesiones en las patas de la iguana). Para su estancia
nocturna, la iguana debe de contar con un foco calórico en la parte alta del terrario y
cerca del sitio de percha, procurando que no haya contacto del foco con la iguana para
evitar quemaduras; en las noches frías y lluviosas, debemos de tapar el encierro de la
iguana.

La manipulación de la iguana y el estrés.

El estrés es provocado por molestar a la iguana al quererla agarrar o no respetar su
privacidad en cautiverio. El estrés puede provocar a la iguana muchas enfermedades,
desde leves a mortales, ya que provoca que la iguana deje de comer, que baje su sistema
inmunológico, y que ácaros, hongos o bacterias crezcan dentro o fuera de su cuerpo.

El comportamiento de una iguana verde es muy variable, y no por el hecho de que haya
nacido en cautiverio sea dócil. Las iguanas verdes son reptiles que se manejan por
jerarquías y existe en ellas organismos dominantes y sumisos. Por lo general los machos
suelen tener ese carácter dominante desde crías y comportarse algo agresivo con sus
dueños cuando son molestados en su terrario, pero otros machos son tranquilos. Su
comportamiento es difícil de saber al adquirías.

Muchas iguanas agresivas suelen tranquilizarse con la manipulación constante, es decir,
agarrándolas todos los días por 20 minutos, pero otras se estresan, al grado que dejan de
comer, enferman y mueren por inanición. Lo mejor en las iguanas es no molestarlas
sobre todo dentro de su terrario y más cuando van a comer, asomarse constantemente al
terrario, meter las manos, mover el terrario o golpearlo. La música fuerte, los gritos, y
en general el ruido fuerte, las estresan mucho.

No es malo manipular a la iguana, pero se debe de comenzar de una forma lenta, es
decir, esperar a que la iguana se acostumbre y no querer forzarla a que se quede en
nuestras manos; si vemos que la iguana se quiere soltar, habrá que regresarla al terrario,
al siguiente día lo podemos volver a intentar.

Las iguanas se deben de sujetar de la parte media del cuerpo, colocando la mano en la
parte ventral, no por arriba; tomando al mismo tiempo las patas delanteras, jamás
sujetarlas de una sola pata, cabeza y mucho menos de la cola, ya que podemos ocasionar
que esta la suelte (soltar la cola es una forma de defensa que poseen casi todas las
especies de lagartijas, estas pueden volver a regenerarse, aunque no del mismo modo
que la original).

Hay iguanas que vemos sobre los hombros de algunas personas y estas no se mueven, y
eso se debe al proceso de sujetarla (pero no a la fuerza) todos los días, hasta que la
iguana se acostumbre, algunas lo hacen rápido, otras lento. Lo importante siempre es
ver si la iguana esta tranquila antes de manipularla, si la vemos inquieta, lo mejor es
dejarla en su terrario.

Las iguanas se pueden acariciar, aunque muchas personas, esperan que sus animales
reaccionen igual que un gato o perro, recordemos que son reptiles y carecen de esas
sensaciones, ya que no poseen tantas terminaciones nerviosas como un mamífero que si
reacciona antes una caricia. Algunas personas dicen que a sus iguanas les gusta que las
acaricien, eso por supuesto, no es verdad, cuando una iguana acostumbrada a la
presencia y manipulación es acaricia, no hace mas que quedarse inmóvil, arquear el
cuerpo o levantar la cabeza, pero no indica que sienta las caricias.

Existen en el mercado lazos o correas para iguana, que en animales acostumbrados
funciona, pero en los que no, puede resultar muy estresante. Si se llegan a usar, lo mejor
es usarlos solo por un momento, ya que hay personas que se lo dejan todo el día y eso
claro puede ocasionar problemas en la piel. De cierta forma, las correas para iguana le
dan a un animal algo de libertad de movimiento si la persona decide sacarla a pasear o
simplemente asolearse.

Zoonosis.

Las zoonosis son enfermedades que se trasmiten de animales a personas. Todo animal
puede contagiar a un ser humano y claro que las iguanas y los reptiles en general no son
la excepción. Las iguanas, recordemos poseen en su intestino una cantidad importante
de bacterias de la Salmonella, que pueden ser transmitidas por los fluidos (saliva) o el
simple hecho de tocarlas. Por lo anterior se debe de tener una buena higiene dentro del
terrario para evitar que estas bacterias crezcan. Las mordidas y los rasguños también
pueden transmitir ciertos microorganismos. Las infecciones dérmicas ocasionadas por
hongos o bacterias, pueden llegar también a transmitirse, por lo que, se recomienda
lavarse las manos después de tocar a la iguana.

Ningún tipo de reptil es recomendado para niños menores de 8 años, debido a que son
más propensos a contagiarse de Salmonella.

Higiene del terrario.

Es importante mantener limpio el terrario de nuestra iguana para evitar la proliferación
de hongos, bacterias, virus, etc.

Debemos retirar restos de alimentos, excretas, restos de piel vieja (muda) y cada cierto
periodo desinfectar el terrario. El Cloro es un efectivo y barato desinfectante, con el
podemos lavar el terrario, la madera, troncos y plantas artificiales. Se diluye un poco de
cloro en agua y con un cepillo de cerdas duras tallamos los troncos y madera. Una vez
lavado enjuagamos perfectamente con agua pura y dejamos secar al sol, procurando que
no huelan a Cloro.

Para que los troncos y plantas artificiales, se desinfecten por completo y eliminar
ácaros, pulgas o garrapatas, hongos y bacterias, podemos sumergirlos en agua con cloro
por espacio de 1 hora, se enjuagan con abundante agua para retirar los excesos de cloro
y se dejan secar al sol perfectamente.

El sustrato como Peat moss y Fibra de coco, solo lo dejaremos en el sol, sobre un bolsa
de plástico negro, expandiremos el sustrato para que reciba uniformemente los rayos
solares, antes que de caiga la tarde recogeremos el sustrato para evitar la humedad del
atardecer.

El pasto sintético o tapetes, solo lavaremos tallándolos con agua y jabón. En el caso de
peceras, las lavaremos con agua y cloro, frotándolas con una franela o esponja suave
para evitar rayar el vidrio.
avatar
FGS

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 08/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.