Ficha: Basiliscus plumifrons ( basilisco verde)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha: Basiliscus plumifrons ( basilisco verde)

Mensaje por Daftpool el Lun Ago 04, 2014 11:30 pm



Introducción:


Según la leyenda el Basilisco era un animal mitológico, fabuloso, con cuernos de serpiente, patas de gallo, alas espinosas y cola en forma de lanza. Era considerado como el rey de las serpientes y se le atribuía la propiedad de matar con la mirada. Un remedio ideado para limpiar de tan temible animal a la tierra consistía en vestir a un hombre con una armadura de espejos: cualquier basilisco que se le cruzara en el camino vería su mirada reflejada en los espejos y moriría. El basilisco era un producto de la abominable unión de un gallo con una serpiente de poderes maléficos, la cual ponía un huevo que era custodiado por un sapo.

Extinta la villanía del animalito…aunque el Basilisco actual es un reptil bien más real, su graciosa anatomía todavía se parece a la de un pequeño e inofensivo dragón. El Basilisco Verde (basiliscus plumifrons) es una especie de lagarto nativo de América Latina. Su hábitat natural abarca desde México a Ecuador, en los bosques tropicales de Panamá, Costa Rica y Nicaragua. Estos lagartos son arborícolas y prefieren habitar zonas cercanas a fuentes de agua. Eligen las orillas de pequeños ríos o arroyos, donde retozan durante el día, y duermen por la noche sobre los arbustos que tienden sus ramas por encima del agua.


Características :



Bajo el nombre de basilisco, se engloban cuatro especies de lagartos que se pueden diferenciar por el color de la piel y la forma de la cresta. Cualquiera de ellos será un perfecto inquilino de terrario. El color base en este basilisco es verde, más intenso sobre la cabeza, los costados y los apéndices, y está salpicado por manchas verde claro. Distintos tonos verdes recorren el cuerpo del basilisco, incluso algunas rayas parduscas adornan su cola. Ligeros tonos amarillos engalanan su abdomen, ofreciéndole mayor colorido. Los machos poseen una cresta doble que, al acercarse a la madurez, experimenta un gran desarrollo que le da al animal una apariencia señorial. Además de ésta, dispone de otra que se prolonga desde el cuello hasta el final de la cola. Posee garras estilizadas pero fuertes.

Es un reptil que no crece demasiado, ya que cuando llega a la edad adulta no supera los 80 cm, incluyendo la larga cola que es una de sus características. Ésta es otra ventaja más que hace del Basilisco una excelente elección cuando se busca a una exótica mascota.



Temperamento:


El carácter nervioso y acelerado es un rasgo del carácter de nuestro 'dragón' casero. Los basiliscos son algo delicados y no toleran demasiado el contacto con el hombre. Este pequeño saurio es muy asustadizo y ante la menor amenaza, salta de las ramas donde reposa zambulléndose en el agua, para buscar refugio.

La mejor bienvenida para el Basilisco a la cautividad de nuestro hogar, es el tratamiento cuidadoso y tranquilo no estresarlo o provocarle problemas. Pronto nos daremos cuenta de que no es una mascota a la que le gusten las caricias, por lo que se debe tratar de manosearlos lo menos posible. Sus animadas carreras y escaladas serán objeto de admiración.

Lo que los hace realmente peculiares es que, gracias a unas escamas especiales (lóbulos dérmicos) que tienen en la base de las patas traseras, pueden correr sobre la superficie del agua cierta distancia antes de nadar. Esta increíble velocidad que puede alcanzar mientras corre es la mejor arma para escapar de los depredadores y para atrapar los diferentes insectos que le sirven de alimento. Esta sorprendente maestría le ha hecho merecedor del apodo del 'Lagarto de Jesucristo'. El macho es muy territorial. Tiene la costumbre de mover su cabeza hacia arriba y hacia abajo como señal de advertencia o para atraer a posibles parejas.

Terrario:



La clave principal para poder mantener en óptimas condiciones a un basilisco es el alojamiento. Hay que acondicionarle en un terrario amplio en el que no se sienta atrapado pero sí a salvo y protegido. Estos animales requieren un espacio considerable tanto en superficie como en altura. Se aconseja un terrario de 120x60x50 aproximadamente, para alojar una pareja adulta. La tapa del terrario debe ser segura y permitir una buena ventilación.

Para el suelo del terrario lo mejor será utilizar la corteza, que puede estar mezclada con turba o mantillo: una capa de unos 5 cm. de espesor será suficiente. La utilización de arena, conchilla, piedras de acuario, pasto sintético, marlo de choclo o cáscara de nuez no es aconsejable. Una cubeta pequeña en la que colocar su alimento, y otra de mayor tamaño en la que pueda bañarse y beber, serán imprescindibles para el animal. Esto ayuda a mantener la humedad del ambiente y permitirá que el animal mude su piel fácilmente.

El agua debe estar siempre limpia y fresca. Si el animal defeca en ella, debe ser reemplazada de inmediato. De no ser posible tener la pileta en el terrario, se debe colocar un recipiente con agua para beber y darle un baño de agua tibia al animal, una vez por semana, en una bañadera o palangana grande.

Hay que decorar su nuevo hogar con abundantes plantas y ramas, para que el dragoncito pueda trepar y esconderse entre las mismas. Será mejor adquirirlas en una tienda especializada, para evitar riesgos innecesarios para la salud del reptil al recogerlas del campo o del parque. También se pueden disponer piedras y troncos. Indicar que no es recomendable que conviva más de un macho en el mismo terrario ya que son muy territoriales y podríamos ocasionar fuertes duelos entre ellos.

Cuanto a la iluminación, los basiliscos son animales diurnos. Por eso necesitan acceso diario a los rayos solares para poder asimilar el calcio. Si el acceso a la luz solar no es posible, hay que utilizar un tubo UVB especial para reptiles. Si el ambiente es muy oscuro, se puede agregar además un spot o lamparita común para brindar más luz. El fotoperíodo debe ser de 12 horas aproximadamente.

Relativamente a la temperatura…el hogar del basilisco deberá disponer de tres focos de temperatura distintos: 24º para la noche, 28º durante el día y unos 40º para cuando el reptil así lo requiera. Así la mascota acudirá a la zona que se ajuste a la temperatura idónea con respecto al momento del día en el que se encuentre. Dichas temperaturas se obtienen mediante el uso de piedra calefactora, placa térmica, spots, lamparitas, etc. Todos estos artefactos deben contar con la instalación adecuada y ser seguros para el o los animales. Es importante el uso de termómetros para controlar que el gradiente termal sea el adecuado. La humedad promedio del terrario debe ser del 60 – 70%. Ésta se logra humedeciendo diariamente el terrario. En algunas especies, el aumento de humedad inducirá a la reproducción.

Alimentación:



Los basiliscos son animales insectívoros. La dieta debe basarse en grillos, que son su comida favorita, ofreciendo como variante zophobas, gusanos de seda, cucarachas de campo, saltamontes, etc. Todos los insectos deben ser de criadero. Es indispensable espolvorear los insectos antes de ofrecerlos con suplemento de calcio y vitaminas para reptiles. Verduras como la zanahoria o el nabo, y frutas como la manzana y o el plátano, serán perfectos para completar la dieta de nuestro 'dragoncito'.

Se pueden incluir en la dieta crías de ratón, ya que son muy ricos en calcio, pero de forma ocasional, por ejemplo dos veces al mes. Los basiliscos que aún no son adultos ingerirán insectos de menor tamaño como moscas de la fruta.

Cuidados y Curiosidades:
En cautividad, el basilisco parece perder la facultad de cambiar de color entre el día y la noche. No se han observado tales cambios cromáticos en el basilisco verde cautivo, que parece ostentar un vivo verde en todo momento. No es recomendable alojar a más de un macho en el mismo terrario, ya que son muy territoriales y pueden agredirse seriamente.

Las hembras de esta especie ponen entre 5 y 15 huevos a la vez. Los basiliscos se incuban en huevos casi redondos de unos 2 cm, que pueden ser blancos o pardos y que la hembra entierra en arena húmeda o tierra cerca de las orillas. La incubación dura de 18 a 30 días (normalmente 20-24) y las diminutas crías son una réplica exacta de los adultos, excepto en que carecen de cresta

ESTA FICHA FUE RECUPERADA DEL ANTIGUO FORO
avatar
Daftpool

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 13/07/2014
Edad : 22

http://repti-film.weebly.com/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.